Entrevistando a Gabriel Barrios

Escrito por periodistaliterario 27-03-2018 en Entrevistando al autor. Comentarios (0)

Buenos días Gabriel, una vez más vuelvo a entrevistarte ya que me he enterado de que has publicado un nuevo libro.

Muchas gracias a ti, por tenerme siempre en cuenta para tu fantástico blog literario. Sí, hace escasos meses presentamos un libro de poesía y fotografía “Leves retazos de un pasado presente” con la editorial Sar Alejandría.

1.  Me gustaría mucho, y estoy seguro que a todos cuantos nos leen también, que me hablases de tu nuevo libro.

Pues es un libro de gran formato y tapa dura, ideal para la fotografía impresa a color, donde recojo una buena parte de los poemas que he escrito estos últimos años junto con fotografías que he tomado a lo largo de mi vida. El libro lo he dividido en tres partes: Mundo, Miseria y Muerte.

La primera parte, Mundo, trata sobre el hálito vital que nos empuja a emprender nuevos proyectos, a disfrutar de la vida. A imaginar otros mundos posibles para crear una mejor versión de uno mismo. Es, por decirlo de algún modo, una manera de escapar de uno mismo y encontrarse con el otro. El otro nos completa, nos perfecciona.

La segunda parte, Miseria, trata sobre las propias contradicciones de la condición humana, que muchas veces nos lleva a defender tradiciones o reglas morales que juegan en contra de nuestros propios intereses como individuos.

Y la tercera parte es Muerte, no entendida como fin de la vida sino como tensión entre el impulso creador y el destructor; “Eros y Thanatos” si se me permite. Las diferentes maneras que tiene la persona de encarar el abismo del conocimiento y la huella que muchos de nosotros intentamos dejar para la posteridad.

2.  ¿Cómo se te ocurrió el título “Leves Retazos de un Pasado Presente”?

Pues tanto los poemas como las fotografías, han sido el resultado de muchos de mis viajes. Es una aprehensión de la realidad. Un intento de retener lo que es imposible: el momento. Por eso, lo único que queda tras esto, es su leve retazo. El recuerdo de lo que alguna vez fue, trocado por un burdo esfuerzo de la memoria.

3.  ¿Lo has presentado ya en público?

Hemos hecho ya 3 presentaciones. Una en La Casa del Lector del Matadero de Madrid. Otra fue en una fiesta de Navidad, con música lírica en directo y la última, en La Casa del Libro que hay cerca de la Puerta del Sol, también en Madrid.

4.  ¿Has publicado con la misma editorial o lo presentaste a otras?

Esta es una editorial nueva para mí. Por ahora la experiencia está siendo fantástica. Me propusieron este proyecto, con un libro cuidado, tapa dura, fotografías, camisa a todo color. Un lujo, desde luego.

5.  ¿Dónde pueden encontrar tu libro los lectores?

Pues está a la venta en cualquier librería. También en la grandes superficies como El Corte Inglés o La Casa del Libro.

6.  ¿Cuándo saldrá publicada tu novela “Silver”?

Aún está en sus etapas previas. Todavía yo estoy conociendo su trama y a los personajes. Va bien, pero yo soy muy lento escribiendo. Una cosa prometo: cuando salga a la luz, no defraudará.

7.  ¿Qué estarías dispuesto a hacer a día de hoy para que tu nuevo libro fuese leído por un gran número de lectores?

Pues montar un tenderete en el centro de la plaza del pueblo, ponerme unos grandes bigotes, coger un bastón y gritar: “¡Pasen y vean! ¡El gran ingenio de nuestro tiempo!”. O esto, o hacer un videoblog en Youtube. Creo que es lo que está de moda.

8.  ¿Cómo consideras que un escritor que ya posee varios libros publicados puede acercarse al público lector?

Muy complicado. El mercado está saturado de publicaciones y al mismo tiempo, el ruido de los medios se centra en muy pocos autores. La tensión entre escribir para publicar o para que te lean a veces puede ser un bumerán traicionero. Hoy en día, que un potencial lector se acerque a tu obra y no se sienta defraudado, ya es mucho. Por ahora, tenemos que conformarnos con eso.

9.  ¿Qué sentiste cuando tuviste tu segundo libro entre las manos?

Una maravillosa experiencia. El libro-objeto. El fetiche hecho carne. El olor a nuevo. El aleteo de las páginas. Los colores y las formas. Tu hijo. El más bello de todos. Pero dura cinco minutos. Pasado ese tiempo ya estás pensando en el próximo proyecto. Tan triste como irónico. Cuando empiezas a escribir, tienes todo un libro por delante. Una vez acabado y cuando abordas el buscar editorial, te das cuenta de que no estás siquiera un poco cerca del principio, y cuando el libro ya está publicado, de nuevo comienza otra carrera destinada únicamente a la promoción. De ahí, comienzo otra vez al principio de la rueda. Un Ouroboros poco placentero, como puedes ver.

10.  ¿Ayudas a la editorial a promocionar tus libros?

Con las editoriales más pequeñas, la pregunta debería ser justo al revés. La editorial tiene capacidades muy limitadas de promoción y es el autor el que lleva el gran peso en cualquier cosa relacionada con la promoción, exceptuando presentaciones. Contradictorio e ineficaz, pero así son las cosas.

11.  Además de estar trabajando en tu novela, ¿tienes algún otro proyecto en mente?

El mes que viene vamos a rodar un cortometraje sobre un guion que escribí a medias con un gran amigo, el director canario Fran Casanova. Tenemos productora y subvención oficial, lo cual siempre ayuda. Y Hace un par de semanas terminamos de escribir un largometraje, que ahora tiene en sus manos otra productora. Hay bastantes posibilidades de llegar a un acuerdo. Pero todo sigue en el aire.

12.  ¿Cuál es tu meta como escritor?

Si te soy sincero, a través de la escritura me gustaría hacer nuestra realidad un poquito mejor. Suena utópico pero si prestas atención a la historia de la literatura, esta siempre ha sido una herramienta de comprensión y de encuentro con la realidad. La propia y la del otro. De manera sintética y metafórica. O de manera analítica y más directa. La escritura tiene muchas vertientes: autoconocimiento, necesidad de comprender y trascender, comunión de diferentes personas accediendo a un único cuerpo que tiene, a su vez, diferentes lecturas. Como meta, me parece un camino bonito.

13.  ¿Qué opinas del nivel de lectura de España?

Se dice que en España se lee poco. Aunque se leyese mucho, nunca es suficiente. Leer es una emocionante manera de conocer el mundo y a uno mismo. Aunque, personalmente, prefiero alejarme del término cuantitativo y verlo más cualitativamente. No cuánto se lee, pero qué se lee y cómo. En este sentido, no solo España sino gran parte de la población mundial tiene un nivel de lectura bajísimo. La alta cultura literaria no forma parte de los hábitos y costumbres del Homo Sapiens moderno. Somos más de BestSeller, autoayuda y libros con muchos dibujos.

14.  Si estuvieras en el poder, ¿qué medidas adoptarías para fomentar la lectura?

Posiblemente comenzaría por hacer entender y amar la escritura. Escribir es una bonita manera de iniciarse en la lectura. No escribir desde un punto técnico o utilitarista. Más bien escribir como gozo, disfrutando el trazo de cada palabra. Hablo de tinta, de papel, de verso, de las letras olvidadas en el interior del diccionario. Lectura y escritura van unidas, como el olfato y el paladar. Para apreciar un sabor al completo, es necesario olerlo con calma y tino.

15.  Para terminar podrías ofrecer un consejo a los escritores que están empezando.

Supongo, desde mi parecer, que lo más importante es también lo más difícil de conseguir para un escritor. Tener propia voz. Tener algo que decir que sea completo, coherente,  contradictorio y cosmogónico sobre la realidad. Que ofrezca un hilo a lo largo de toda su obra. No solo en un único libro. Un fondo y una forma, ética y estética, que identifiquen al autor, no tanto quizás por su manera de escribir (ya que cada libro es un mundo y requiere diferentes estrategias narrativas y voces para los distintos personajes) sino por la visión que lanza sobre la realidad. Esto es algo que un escritor debe tener presente desde el mismo momento que decide considerarse como tal.

Te deseo un enorme éxito con tu nuevo libro. Ha sido un placer volver a entrevistarte. Un abrazo de este servidor.

Igualmente. Siempre es un orgullo afrontar tus mordaces preguntas. Sigue así. Y que nos sigamos viendo de vez en cuando. Un abrazo, compañero.