Entrevistando a Alma Labiur

Escrito por periodistaliterario 04-01-2018 en Entrevistando al autor. Comentarios (0)

Alma sé que has publicado un libro titulado “La tierra de las puertas”.

1.  ¿Puedes hablarme del sentimiento que te produjo el hecho de ver publicada tu primera obra?

Bueno, mi primera obra la verdad, despertó en mí una cascada de sentimientos inexplicables. Esta se puede decir que es mi primera obra en Prosa, pero, sería mi cuarto libro.

2.  Me gustaría que le hablases a los lectores un poco de “La tierra de las puertas”.

La tierra de las puertas fuecreada a partir de un relato presentado a un certamen. Ganó y eso me motivo a continuar la historia. Es un viaje de amistad, valentía y empeño de un grupo compuesto por, una humana (Ándra), un Karnáko( Yánsy), una Seluza (Sáde) y una arpía (Arnowa). Juntos intentarán encontrar a Yidáki, en las grutas del olvido, dentro de las ruinas Keltoy, para que este les desvele el lugar exacto en donde se ubican las puertas dimensionales. Su cometido será obstaculizado por Los Grúns, centauros y otras razas seguidoras y fieles de Skrár, el poseedor de almas.

3.  He visto que tu libro está en Casa del Libro, ¿consideras que a través de esta plataforma se pueden vender más libros que en las librerías habituales o lo usas como otro punto de venta?

El libro solo está en formato digital, por lo que lo subí para ver como funciona este tipo de plataformas, desconocidas para mí. Recientemente he recibido oferta de dos editoriales para sacarlo en formato papel, pero todavía estoy estudiando cual me interesa más. Yo soy de la opinión, en que el formato no importa y cuan más extensa sea la forma de llegar a los posibles lectores mejor. No se puede desaprovechar ninguna, pero lo que hace a un libro más o menos leído, es la publicidad que en el se invierta. Tu obra puede ser una gran obra, pero si nadie la conoce, se muere en el estante de una librería o en el expositor virtual de una plataforma como casa del libro.

4.  ¿“La tierra de las puertas” estará en formato papel?

Si, yo creo que en cuanto me decida por una de las dos editoriales que quieren apostar por la tierra de las puertas, su proceso en papel será una realidad.

5.  ¿A cuántas editoriales presentaste tus libros antes de que se publicaran?

A muchas, es un trabajo cansino y en ocasiones desmoralizador, pero siempre he sabido lo que quiero y ningún escollo me va a apear de conseguirlo de una manera u otra.

A modo de información constructiva para aquellos que están empezando en el mundo de la escritura. El trabajo más arduo, no se termina con el fin de la historia, al contrario, es cuando realmente comienza el calvario.

6.  ¿Piensas que Amazon ayuda a vender a los escritores?

No conozco el trabajo de Amazon, por lo que no suelo opinar sobre el desconocimiento, pero si estoy convencida de que si Amazon o cualquier plataforma de este tipo, no publicitan de manera desinteresada a sus escritores, me cuesta mucho creer, que se venda mucho, a no ser que el propio autor-a pongan todo formato publicitario a trabajar por cuenta propia. El boca a boca, los familiares, los amigos, las redes sociales etc.

7.  ¿Cuál ha sido el mayor desafío al que te has enfrentado escribiendo?

El gran peregrinaje de llevar mis manuscritos bajo el brazo, ofreciéndolos de editorial en editorial, reuniendo el valor de una sonrisa en el rostro mientras rechazaban mi obra para una posible edición.

8.  Tú que ya tienes experiencia con la publicación de un libro, puedes darme tu sincera opinión sobre las editoriales. ¿Qué opinas de estas empresas? ¿En realidad consideras que son necesarias para convertirse en un escritor de renombre?

Mi opinión sobre las editoriales convencionales no es muy buena y no porque no sean necesarias, más bien por su baja, por no decir nula, carencia de riesgo con los autores-as desconocidos. Yo creo que venderían muchos mas libros e incluso quien sabe, entre ellos este el nuevo Tolkien, si en vez de decir tanto no, a ciertos géneros literarios, sopesaran el mercado actual apostando más por ellos y un poco menos por las novelas de escritores ya consagrados o conocidos, que suelen ser de relleno editorial y lo único que las hace vendibles es quien las firma, quedándose el lector decepcionado por la carencia de calidad en lo adquirido. Esto lo digo como lectora que soy.

En lo referente a tu pregunta sobre si son necesarias para el éxito, un rotundo sí, por los medios económicos que estas poseen. Publicitan de manera correcta y apoyan a sus escritores-as. Los miman, les organizan presentaciones, entrevistas, firmas de libros… Costean todos los gastos de publicidad, maquetación, edición, distribución…. Es todo un enorme engranaje que solo puede sostenerse si eres una editorial grande. Pero, mi reconocimiento, no es para los que sobradamente teniendo lo hacen, sino, para aquellas pequeñas editoriales que aun estando en una jerarquía inferior con respecto a carencias monetarias, arriesgan por la buena literatura sin cotar géneros, porque lo que realmente importa, es la obra en sí.

9.  ¿Escribes por placer o te gustaría dedicarte profesionalmente a la literatura?

Soy de la particular opinión de que el artista nace, no se hace. Con el tiempo perfeccionas, aumentas conocimientos, aprendes y disfrutas mientras lo vives.

Si no pudiera escribir, mis mundos internos que surgen sin más de esa nada constructiva, chocarían agolpándose y me volvería loca. Par mí es una placentera necesidad? ¿vivir de ello? Me encantaría, siempre y cuando, se conociera más mi obra, que mi persona. Adoro mi intimidad.

10.  ¿Crees que algún día tus escritos te aportarán beneficios suficientes como para vivir de ellos?

No lose, pero tampoco me preocupa. Si vienen perfecto.

11.  ¿Qué opinas de la autoedición? ¿Qué crees que es mejor la autopublicación o que una editorial te publique?

Me molesta un poco que no se valore la autoedición por parte sobre todo de algunos libreros. Ponen una mueca de inconformidad a la hora de dejar en deposito unos cuantos ejemplares a la venta y no son gratis pues, se benefician, eso si, en menor medida, por las cortas tiradas que el autor-a se puede costear.

La autoedición es un proceso muy desagradecido en que después de concluir la creación de tu obra, tienes que elaborar un proceso de márquetin muy elaborado, con los costes que ello conlleva si realmente pagas a un profesional. No se para otros, pero yo lo he vivido y a mi, no me compensa emocionalmente. Ahora tenemos la ventaja de subirlo en formato digital sin costes, eso si, el tiempo en publicitarlo, será enorme, pero al menos, puedes hacerlo tranquilamente desde tu ordenador y emplear en ello las horas que tengas libres.

Yo me decanto por la editorial que me quiera publicar.

12.  ¿Conoces a algún escritor independiente que en la actualidad esté ganando suficiente dinero con sus libros?

No, ninguno-a.

13.  ¿De dónde sacas el apoyo suficiente para promocionar tus libros?

De la energía que los que me han leído me transmiten con sus comentarios. Nada para mí como escritora, me impregna tanto optimismo y ganas de continuar haciendo lo que hago, como un comentario de mis lectores. Los realmente importantes, son y serán siempre ellos, por eso les doy las gracias de todo corazón.

14.  ¿Te consideras una escritora reconocida en el mundo literario? ¿Persigues esa meta?

No, solo soy una hoja más de ese gran árbol añejo que es la literatura.

15.  Para terminar ya, ¿estás trabajando en algún nuevo libro? ¿Para cuándo saldrá?

Pues, tengo uno de poesía ya terminado y quizás salga a mediados del año entrante. Se titula De Minorías. Si todo va bien y el tiempo me lo permite a finales del 2018, estará terminado la segunda parte de la Tierra de las puertas, pues quiero que sea una trilogía.

Te estoy muy agradecido por tu participación en este apartado de mi blog. Un abrazo muy fuerte de este servidor.

Gracias a ti por tu tiempo, tu trabajo en dar a conocer un poquito más a los que hacemos posible el mundo de las letras con nuestras pequeñas creaciones. Te felicito por tu labor y te animo a que sigas fomentando con tu quehacer, las letras sea cual sea su género. Un fuerte abrazo desde mi humilde posición.