Blog del Periodista Literario

Carmen Salinas

El alma de las flores

Escrito por periodistaliterario 05-07-2017 en Libros de Autores. Comentarios (0)


Sinopsis


Hija de uno de los cuatro Capitanes de Abril muertos en la Revolución de los Claveles, Alma Mires consigue escapar del recóndito pueblo portugués que la vio nacer e instalarse en la Lisboa posrevolucionaria de los años setenta. La búsqueda de la verdadera historia que condujo a su padre a la muerte luchando por la democracia se verá interrumpida por el descubrimiento de su propia esencia de mujer en un Portugal que, a pesar de haber abandonado el salazarismo, no termina de incorporar el rol femenino a la nueva sociedad. De la mano de Abráao, saxofonista de la mítica banda de La Brasileira Free Discussion, Alma luchará, como ya hizo su padre, contra un mundo gobernado por la mentira y la traición, el abandono y el uso de la mujer como elemento de trueque.

El duro tránsito hacia la democracia social, los eternos escenarios de una Lisboa abrazada por el Tajo que lucha por adaptarse al cambio, la amistad, el odio, el sexo y la garra de una niña obligada a ser mujer convierten El Alma de las flores en un teatro de operaciones donde florece aquella fuerza interior que nadie sabe que posee.


Carmen Salinas

Escrito por periodistaliterario 05-07-2017 en Fichas de Escritores. Comentarios (0)


Carmen Salinas Arrojo nació en Granada en 1989. Cursó la licenciatura en Derecho y, en la actualidad, combina el ejercicio de la abogacía con la escritura de novela y relato corto. Es autora de la obra "El Alma de las flores" (Ediciones Carena). Asimismo, se ha proclamado ganadora del 8º Concurso de Relato Corto y Poesía Gerena y del Certamen Filosófico de Literatura e Ilustración "En Defensa de Tales" 2017. Además, ha sido finalista en el I Concurso de Microrrelatos La Cruz del Negro, en el VI Concurso de microrrelatos de temática libre "Pluma, Tinta y Papel" así como en el III Certamen Sierra de Francia. Muy activa en Twitter, su perfil @Carmenn_Salinas acoge diariamente microrrelatos de la más variada temática.


Carmen Salinas

Escrito por periodistaliterario 05-07-2017 en Entrevistando al autor. Comentarios (0)

Carmen sé que has publicado un libro titulado “El Alma de las flores” y que también eres autora de cuentos, los cuales has presentado a concursos literarios.

1.  ¿Puedes hablarme del sentimiento que te produjo el hecho de quedar finalista de varios certámenes literarios a nivel nacional y ganar otros tantos?

Desconcierto absoluto, ese es el sentimiento sin duda alguna. De hecho, ¡apago el teléfono para que no me puedan localizar y evitarme oír que se han equivocado!

Siempre me he presentado y me presento a todo. Siempre. ¡Soy una auténtica masoquista! Es muy complicado obtener una mención en este tipo de certámenes pues la cantidad de obras que se presentan es altísima y su calidad más aún, pero yo siempre insisto. A veces pienso que los premios que he conseguido son guiños que me ha hecho la vida, pues todos y cada uno de ellos han llegado en momentos de desesperanza; quiero decir, el mundo de la literatura es muy cruel (aunque como decía Gatto Panceri “es un puño que no duele”) y a veces una siente deseos de tirar la toalla porque no avanza. Todos necesitamos a veces un parpadeo, un “¡sigue peleando!”. Ese movimiento de pestañas lo siento cada vez que consigo uno de estos premios (y, principalmente, cuando pasan unos días y no me vuelven a llamar para disculparse por el error).

2.  Me gustaría que le hablases a los lectores un poco de tu novela “El Alma de las flores”.

Creo que es lo más cerca que he estado nunca de sentirme mamá. A veces siento deseos de acunar el libro (la verdad es que lo hago, ¡para qué mentir!).

Tanto El Alma de las flores como sus personajes, sus escenarios, su contexto histórico… Son una parte primaria de mí. Esta novela es algo intrínseco a mi ser, a mi esencia. Me cuesta mucho trabajo acostumbrarme a hablar con personas que la han leído por ejemplo de Alma o Abráao (sus protagonistas). Me cuesta porque ellos han pertenecido durante muchos años a un mundo privado que nadie conocía, y ahora son públicos, por decirlo de alguna forma. Ahora cualquiera puede comunicarse con ellos. Realmente es abrumador, me impacta mucho psicológicamente, no consigo acostumbrarme.

El Alma de las flores presenta la Lisboa del año setenta y cinco luchando por convertirse a la democracia después de casi cincuenta años de dictadura. Y, paralelamente a ella, Alma hace algo parecido. La historia de Alma no se entiende sin la de Lisboa. Siempre insisto en que ellas no son doncellas en apuros, no son señoritas ni princesas cautivas. Tanto Lisboa como Alma son auténticas hembras en un mundo al que han venido inevitablemente a sufrir. Sin embargo, no tienen intención de abandonarlo sin pelear. En la novela ambas están viviendo un momento dulce después de haber atravesado tanta miseria y desgracia y las dos creen que todo ha terminado al fin. Supongo que cuando nos encontramos en el ojo del huracán todos pensamos lo mismo… ¡Y basta de spoilers!

3.  He visto que tu libro está en Amazon, ¿consideras que a través de esta plataforma se pueden vender más libros que en las librerías habituales o lo usas como otro punto de venta?

Me encantaría que fuese otro punto de venta más. Y sin más. Siempre he estado tan enamorada de todos los términos que empiezan con aquello de “libr…” … pero no puede negarse la fuerza de Amazon, ese gigante que parece soplar sobre una fogata mal apagada, en lo que respecta a la venta de libros. Yo soy una romántica. Para mí ir a una librería a que me recomienden un título, o a llevármelo por su portada o su sinopsis… es medicina. ¡Claro que me gustaría que El Alma de las flores se vendiese así! ¡Eso sería hacer novela de la novela! (que bonito esto último, ¿verdad?) Pero sí, creo que desde una plataforma como Amazon pueden venderse más libros que en las librerías (¡pero el futuro nos pertenece a los ilusos, eso seguro!).

“El Alma de las flores” al ser una novela publicada por una editorial entiendo que se podría conseguir en cualquier librería, ¿es correcto?

Así es. A partir del día 25 de septiembre de 2.017 puede adquirirse en cualquier librería. Hasta entonces puede comprarse a través de la página web de Ediciones Carena (www.edicionescarena.org) entre otras plataformas digitales.

4.  ¿Te resultó fácil que una editorial te publicase o tuviste que entregar tu libro a muchas?

Cuando mi editorial me comunicó su deseo de “apostar por mí” (supongo que, al menos, serán afortunados en el amor) me planteé cuál de mis amigos podría ser el cerebro pensante de la broma. Se me abría un abanico demasiado grande de posibilidades, así que desistí.

No llevo la cuenta de cuántas editoriales han rechazado mi libro (por aquello de la estabilidad mental), pero insisto, es un puño que no duele. Los escritores somos las personas más desgraciadas del mundo por ser escritores. Pero también somos las más dichosas, felices y afortunadas, igualmente, por ser escritores. El camino de la literatura hay que recorrerlo, yo he nacido con esta tara mental (¡papá, quiero ser escritora!) y no me queda más remedio que peregrinar (¿mendigar?) por él. Agradezco de todo corazón a Ediciones Carena su apuesta y cómo me han tratado desde el principio. ¡Alternar con una prosista no es fácil!

5.  ¿Has pensado en publicar alguno de tus cuentos?

No lo he pensado y no creo que lo haga, además (aunque sea el ejemplo de frase que nunca ha de pronunciarse). Los cuentos son la manera en la que me comunico conmigo misma, la forma en la que mi pensamiento heurístico trabaja. En ellos planteo situaciones, con personajes a los que concedo plena capacidad de decisión. Cuando escribo novela lo planeo y estructuro todo, o al menos lo intento, a veces algún personaje se revela contra mí y no acepta mis instrucciones (adoro cuando eso sucede), pero no es así con el cuento. Como te decía, cuando trabajo en este último género permito a mis personajes optar por el camino que desean, les concedo libertad absoluta para llevar la historia al lugar donde quieren estar (o creen que quieren estar). En mi cabeza hay mucho ruido constantemente, soy una persona incapaz de pararme a valorar una situación y decidir. Así, cuando era pequeña, comprendí que la única manera de entender lo que realmente sentía/necesitaba/quería/percibía era escribiéndolo. Auténticos diálogos de besugos, créeme, ¡no interesarían ni a los peces!

6.  ¿Cuál ha sido el mayor desafío al que te has enfrentado escribiendo?

Curiosamente ha sido hace muy poco: el cambio de género, sin duda alguna. Actualmente estoy escribiendo una obra de ficción y para mí, que soy una escritora tan realista, salir de mi zona de confort me está suponiendo un auténtico reto. No obstante, y a pesar de ello, es emocionante. A decir verdad, no pensaba que esto fuese a suceder, quiero decir, desde un punto de vista metódico (exclusivamente metódico, por supuesto) solía pensar que un texto es un texto, sin importar lo demás. Ahora he comprendido que no es así. La ficción necesita un punto de credibilidad para ser aceptada. Entre el lector y el escritor hay una especie de acuerdo tácito en el que el primero dice “de acuerdo. Engáñame. Sé que esto que me estás contando es mentira. Pero vas a tener que engañarme muy bien”. El mismo acuerdo que existe entre el espectador y el mago, por ejemplo. La literatura está para hacer trampas, pero esas trampas tienen que estar muy bien justificadas. Además, no valen las casualidades, quiero decir, en la vida real por ejemplo se acepta que las fechas de fallecimiento de Shakespeare y Cervantes coincidan. De hecho, a todos nos parece algo increíblemente bello, nos hace pensar en el destino y nos envuelve en un halo de misterio y enigma (¡Claro que sí! ¡Todos somos un poco románticos, aunque sea muy en el fondo!). En literatura, sin embargo, esto no sirve (en la buena literatura, por supuesto) pues desarma la credibilidad. El lector no se lo cree, hablando claro. Estoy descubriendo que en el género de la ficción esto se multiplica por treinta, y sí, es todo un desafío.

7.  Tú que ya tienes experiencia con la publicación de un libro, puedes darme tu sincera opinión sobre las editoriales. ¿Qué opinas de estas empresas? ¿En realidad consideras que son necesarias para convertirse en un escritor de renombre?

Necesaria no es una editorial ni lo es absolutamente nada, pero ayuda. Y mucho. Principalmente porque con una de ellas el trabajo se divide: el escritor se dedica a escribir y la editorial se dedica a vender. Asumir ambas cargas de trabajo por parte del escritor debe ser agotador. No obstante, insisto, es una ayuda, no algo imprescindible.

8.  ¿Escribes por placer o te gustaría dedicarte profesionalmente a la literatura?

Verás, cuando uno nace escritor no le queda más remedio que serlo. Es una condena (la más maravillosa de las condenas, pero una de ellas). Yo no lo he elegido, no escribo porque quiera, escribo porque lo necesito, lo he necesitado desde que tengo memoria (cuando hablo de escribir también me estoy refiriendo a leer). Es casi una relación de dependencia emocional: si no escribo/leo un día lo noto yo, si no lo hago durante dos empieza a notarlo todo el que me rodea: mi carácter y mi estado de ánimo cambian. La literatura es lo que me hace feliz. Por supuesto también hay otras cosas, pero mi verdadera felicidad, la máxima, procede de la literatura. En este sentido, y respondiendo a tu pregunta, sí escribo por placer, el placer que me genera es extremo. ¿Dedicarme profesionalmente a ello? ¡Quién no quiere ser feliz ocho horas más al día!

9.  ¿Crees que algún día tus escritos te aportarán beneficios suficientes como para vivir de ellos?

¿Me dejas hacer un Borges? ¿Por qué tengo que creer que un subsecretario es más real que un sueño?

Sea o no sea así no voy a dejar de escribir. Y no hay nada que me dé tanta paz como saberlo.

10.  ¿Qué opinas de la autoedición? ¿Qué crees que es mejor la autopublicación o que una editorial te publique?

Creo que es un método más. Desde mi punto de vista no hay que darles tanta importancia a estos asuntos. Como decía antes, el camino de la literatura hay que recorrerlo y cada uno tiene su propio sendero. Sería genial saber cuál es, conocer los kilómetros que nos quedan, pero eso es imposible, así que no tenemos más remedio que andar y andar hasta que lleguemos al lugar al que queremos llegar. Soy una firme partidaria de aquello de todos los caminos conducen a Roma. Lo único que hay que hacer es recorrerlo y no rendirse.

11.  ¿Conoces a algún escritor independiente que en la actualidad esté ganando suficiente dinero con sus libros?

No tengo el placer, pero me encantaría, tengo mucho que aprender de esa persona. ¿Lo conoces tú? ¡Sería genial que un día me invitaseis a comer!

12.  ¿La editorial te ofrece el apoyo suficiente para promocionar tu libro sin necesidad de emplear tu tiempo o tienes que ayudar?

Me ofrecen más que apoyo, a decir verdad. Insisto en que les estoy profundamente agradecida por todo lo que hacen, por confiar en mí.

13.  ¿Te consideras una escritora reconocida en el mundo literario? ¿Persigues esa meta?

Si el mundo literario es mi casa a la hora de cenar… ¡soy la escritora más reconocida!

Creo que perseguir esa meta es absurdo. Altamente cuestionable, cuanto poco. Es cierto aquello que decía Cortázar en boca de un tal Lucas sobre que uno tiene que escribir para uno mismo y no para los demás, pero uno mismo también tiene que ser los demás. No obstante, siempre en su justa medida. Cuando un escritor empieza a buscar el éxito y la fama comienza su declive. Se detecta inmediatamente, de hecho. Si me permites que vuelva a mencionarte a Cortázar, vuelvo a coincidir con el maestro en aquello de “…poco le importa la situación individual de los lectores, porque cree en una medida misteriosamente multiforme que en la mayoría de los casos cae como un traje bien cortado, y por eso no es necesario ceder terreno ni en la venida ni en la ida: entre él y los demás se dará puente siempre que lo escrito nazca de semilla y no de injerto” (que grande es Lucas, ¿verdad?).

 Para terminar ya, ¿estás trabajando en algún nuevo libro? ¿Para cuándo saldrá?

Así es, y como te decía antes, muy distinto a cualquier cosa que haya escrito hasta ahora. La fecha la decide él, no yo… y es un caprichoso de mucho cuidado.

Te estoy muy agradecido por tu participación en este apartado de mi blog. Un abrazo muy fuerte de este servidor.

¡Gracias a ti! ¡Ha sido de lo más divertido!